Roma es posiblemente uno de los sitios más espectaculares de Europa y el mundo entero. En esta capital conviven la historia, el arte, la modernidad, las tradiciones, la elegancia y la idiosincracia italiana en cada esquina. Vivir Roma es una sensación única que no tiene explicación. Te enumeramos algunos sitios obvios pero que por nada del mundo te puedes perder en tu visita a esta impresionante capital.

1. Coliseo y Foro Romano

El símbolo más representativo de Roma es sin dudas el Coliseo Romano, el anfiteatro más grande construido durante el Imperio Romano. 

Coliseo romano y Arco de Constantino

En ese entonces era denominado Anfiteatro Flavio y allí se permitía a mas de 50,000 personas disfrutar de sus espectáculos como muestras de animales exóticos, ejecuciones de prisioneros, recreaciones de batallas y peleas de gladiadores. No puedes perderte esta sublime construcción con casi 2.000 años de antigüedad. Un dato curioso que no muchos conocen, es que el Coliseo estaba diseñado para la naumaquia, es decir que permitía ser llenado con agua para representar batallas navales históricas.

Naumaquia durante el Imperio Romano

El Foro Romano representaba el centro neurálgico de la antigua Roma, donde se desarrollaba la vida pública, religiosa, cultural y económica del imperio. Allí podrás admirar: La Via Sacra, el Arco de Tito, el Arco de Severo Séptimo, el Templo de Antonino y Faustina, la Basílica de Majencio y Constantino, La Curia y la Columna de Foca. 

Foro Romano al atardecer

2. Museos Vaticanos y Capilla Sixtina

Los Museos del Vaticano reúnen una de las colecciones de arte más impresionantes del mundo. En ellos se exponen, acomodados en diferentes salas, las obras que pertenecen a la iglesia católica. Es considerado uno de los 10 mejores museos del mundo.

La Capilla Sixtina es uno de los mayores tesoros del Vaticano, de Roma y del mundo. Es conocida tanto por su decoración, como por ser el templo en el que se elige y corona a los Papas. La construcción del edificio se llevó a cabo entre 1473 y 1481 durante el mandato del Papa Sixto IV, a quien debe su nombre actual. Algunos de los artistas más importantes que trabajaron en ella son Botticelli, Perugino, Luca y Miguel Ángel. Considerada como la obra maestra de Miguel Ángel, la capilla sixtina es el resultado de una creación monumental que rompió los moldes del arte renacentista italiano.

La creación de Adán, Miguel Ángel

No puedes ir a Roma y perderte la visita a los museo del vaticano. Nuestra recomendación es que comiences a la inversa, ve directo a contemplar la Capilla Sixtina, la verás menos cargada de gente y en todo su esplendor, luego vuelves sobre tus pasos y recorres los museos impresionantes que lo componen como la Pinacoteca, el Museo Pío Clementino, el Museo Gregoriano Egipcio, las Estancias de Rafael, la Galería de los Mapas Geográficos, entre otras. 

3. Panteón de Agripa

El Panteón de Agripa es un antiguo templo romano y en la actualidad una iglesia. 

La fachada rectangular, que oculta la enorme cúpula, está compuesta por 16 columnas de granito de 14 metros de altura. En el centro de la cúpula se abre un óculo de 8,92 metros de diámetro, que permite que la luz natural ilumine todo el edificio. La altura hasta el óculo y el diámetro del círculo interior son los mismos: cuarenta y tres metros.

«Un diseño angélico y no humano»

Michelangelo Buonarroti (Miguel Ángel)

En el interior del Panteón se encuentran las tumbas de numerosos personajes de la historia como el pintor y arquitecto renacentista Rafael.

Interior del Panteón de Aripa, Roma

En tu visita a Roma, no puedes perderte la obra arquitectónica mejor conservada de la antigua Roma y una de las obras maestras de la arquitectura romana. La entrada es gratuita, también puedes obtener una visita guiada para empaparte más de su historia. 

4. Fontana di Trevi 

La Fontana di Trevi es la fuente más hermosa y monumental del mundo y la más popular de Roma. Con unas dimensiones de 20 metros de ancho por 26 metros de alto, es también la fuente más grande de la ciudad. Su diseño es de estilo Barroco, donde se juntan elementos de arquitectura, escultura y naturaleza en un mismo escenario. 

Fontana di Trevi, Roma

Si quieres seguir el mito, tira una moneda para volver a Roma, dos para encontrar el amor en Roma, tres para casarte con él. Además de obtener buena suerte ayudaras a los que menos tienen. Las monedas que se extraen cada año de la fuente, que suman aproximadamente un millón de euros, se utilizan para fines benéficos. 

5. Basilica di San Pietro

La Basílica de San Pedro es el edificio religioso más importante y monumental del catolicismo. En ella, el Papa celebra las liturgias más importantes y su interior acoge a la Santa Sede.

La construcción de la basílica comenzó en 1506 y finalizó en 1626. El nombre de la basílica proviene del primer Papa de la historia, San Pedro, cuyo cuerpo está enterrado allí. 

Basilica de San Pedro, Ciudad del Vaticano

Uno de los detalles más destacados es su imponente cúpula, iniciada por Miguel Ángel, continuada por Giacomo Della Porta y finalizada por Carlo Maderno en 1614.

Sin duda entrar a la basílica es una de las experiencias inolvidables que puedes llevarte de esta mítica ciudad. 

Dato curioso: Ya que la Ciudad del Vaticano es uno de los 6 microestados europeos y por ende, un país soberano, podrás visitar un nuevo país durante tu visita a Roma.

6. Recorrer sus importantes Plazas y Fuentes

Piazza Navona, Roma

Plaza de San Pedro

La Plaza de San Pedro fue construida por Bernini a mediados del siglo XVII y puede acoger a más de 300.000 personas. Es una de las plazas más conocidas y bonitas del mundo. 

Plaza Navona

La Plaza Navona es una de las plazas más bellas y populares de Roma. Su mayor atractivo son las tres fuentes construidas bajo el mandato de Gregorio XIII Boncompagni: Fontana dei Quattro Fiumi, Fontana del Moro y Fontana del Nettuno

La plaza está rodeada de restaurantes para poder almorzar o cenar.

Plaza de España

La Plaza de España es uno de los lugares más concurridos de Roma. Su descomunal escalinata es lugar de encuentro de locales y turistas y ha sido escenario de numerosas películas.

Campo di Fiori

El Campo dei Fiori (Campo de flores) es una de las principales plazas de Roma. Durante el día encontraras su particular mercadillo y durante la noche sus terrazas se llenan de turistas y locales.

Plaza del Pópolo

La Piazza del Popolo (Plaza del Pueblo) es una de las plazas más populares de Roma. En el centro de la plaza se sitúa un obelisco egipcio de 24 metros dedicado a Ramsés II, conocido como Obelisco Flaminio. 

Plaza del Campidoglio

La Plaza del Campidoglio (Plaza del Capitolio) está situada en la cima de la Colina Capitolina y es la primera plaza moderna que se diseñó en Roma.

Plaza Barberini

La Plaza Barberini es una de las más emblemáticas de Roma. Es conocida por albergar las fuentes del Tritón y de las Abejas, realizadas por Bernini.

Plaza de la República

La Plaza de la República está formada por una gran rotonda en la que se sitúa una preciosa fuente, rodeada por imponentes edificios a un lado y un templo con apariencia derribada al otro.

Plaza Colonna

Situada sobre la Vía del Corso, la Plaza Colonna debe su nombre a la impresionante columna de mármol que se encuentra en ella desde el año 193.

Plaza del Quirinale

Situada en la más alta de las siete colinas de Roma, la Plaza del Quirinale ofrece unas espléndidas vistas de la ciudad. 

7. Galería Borghese y Villa Borghese 

La Galería Borghese es uno de los museos más famosos del mundo. La colección fue iniciada por el cardenal Scipione Borghese Caffarelli en los años en que su tío, el Papa Pablo V, iniciaba su pontificado.

Podrás encontrar obras de artistas como Tiziano, Rafael, Caravaggio, Rubens o Botticelli. También podrás deleitarte con antigüedades clásicas, podrás contemplar llamativos mosaicos e impresionantes esculturas, además de los frescos que decoran techos y paredes conservados a la perfección.

Villa Borghese, Roma

En cada sala podrás admirar esculturas de Bernini y Canova.

Ten en cuenta que debido a la gran cantidad de visitas que recibe el museo, sólo se puede ser visitado mediante reserva previa. 

Villa Borghese es uno de los parques urbanos más grandes de Europa. El Estado adquirió los jardines a la familia Borghese en 1901 y los abrió al público el 12 de julio de 1903. En sus jardines se pueden ver edificios, esculturas, monumentos y fuentes de famosos artistas de diferentes épocas

8. Castillo de Sant´Angelo 

El Castillo de Sant’Angelo también conocido como el Mausoleo de Adriano o Mole Adrianorum, es un monumento romano situado en la orilla derecha del río Tíber.

Iniciado por el emperador Adriano en el año 135 para ser su mausoleo personal y familiar, fue terminado por Antonino Pío en 139. Convirtiéndose poco después en un edificio militar que en el año 403 se integraría a la Muralla Aureliana.

Castel SantAngelo, Roma

El actual nombre del castillo data del año 590, durante una gran epidemia de peste que golpeó la ciudad de Roma. El papa Gregorio I, vio al Arcángel San Miguel sobre la cima del castillo que envainaba su espada significando el fin de la epidemia. Para conmemorar la aparición, la estatua de un ángel corona el edificio.

Desde 1277, el castillo está conectado con la Ciudad del Vaticano por un corredor fortificado, llamado Passetto, de unos 800 metros de longitud. La fortaleza fue el refugio del Papa Clemente VII durante el asedio y saqueo de Roma en el año 1527, que llevaron a cabo las tropas del rey Carlos I de España. 

9. Paseo por el barrio de Trastevere

Trastevere es uno de los barrios más emblemáticos de Roma. Se encuentra rodeado de estrechos y coloridos callejones, restaurantes, mercadillos y talleres de artesanos. Aquí conviven estudiantes, bohemios, músicos y artistas callejeros a cualquier hora del día.

En la Piazza di Santa Maria visita la antiquísima Basílica de Santa Maria, con sus mosaicos y frescos medievales. 

Calles del Trastevere, Roma

En trastevere encontrarás algunas de las mejores zonas de restaurantes de Roma ideales para la hora de la cena. 

Este barrio bohemio por excelencia es sin duda de los más vivos y característicos de la ciudad. Te recomendamos perderte por sus empedradas callejuelas para encontrar la esencia de la Roma más genuina. 

10. Crucero por el Tíber

El Río Tíber fue el que, según la mitología, propició el nacimiento de Roma. Los fundadores míticos de la ciudad, los gemelos Rómulo y Remo, condenados a muerte por el rey de Alba Lunga, fueron abandonados dentro de una cesta en la corriente de este río por el siervo encargado de la ejecución, y sus aguas les llevaron a un lugar entre las colinas Palatina y Capitolina, donde fueron amamantados por una loba. 

Bote por el Rio Tevere, Roma

Puedes navegar por este mítico río que fue testigo de más emperadores, gobernantes y papas que ningún otro río del mundo en un barco turístico y conocer la ciudad eterna desde sus aguas. 

Roma es una ciudad que no te dejará indiferente. Una vez que la vivas, no podrás quitártela de la cabeza. Esperemos que estos consejos sean de utilidad en tu próxima visita a la capital del antiguo imperio romano.