Lo primero que hay que aclarar, es que 3 días no alcanzan para recorrer Londres en todo se esplendor pero si cuentas con poco tiempo para recorrerla, aquí te vamos a ayudar y darte los mejores consejos para visitar esta hermosa ciudad.

Día 1

Nuestro punto de partida será la Catedral de San Pablo. Este edificio, está emplazado en las inmediaciones del río Támesis conocido históricamente como Londinium, lugar que los romanos dieron a la ciudad que fundaron cerca de las aldeas celtas de Llyn Din, en Britania.

Catedral de San Pablo, Londres

Es uno de los edificios más imponentes y admirados de la ciudad. Es una de las pocas edificaciones de la zona que sobrevivió a la Segunda Guerra Mundial y fue escenario de eventos como la boda del príncipe Carlos con la princesa Diana.

Cruzando el Millennium Bridge, nos encontraremos de frente con el mítico teatro de William Shakespeare, The Globe.

El teatro El Globo es una recreación del primer teatro de Shakespeare ubicado a tan sólo 230 metros de la parcela original, que fue destruido por un incendio el 29 de junio de 1613. También hubo un segundo teatro pero fue cerrado por una ordenanza. Si eres un amante de las historias Shakespeareanas, no te pierdas la oportunidad de visitar el museo o ver una de sus obras como lo hacían en aquel entonces.

Teatro El Globo, Londres

Luego podemos visitar Borough Market, para descansar y comer algo. Este mercado es el lugar ideal para descubrir la gastronomía tradicional británica que no es nada famosa. Además puedes aprovechar para comprar algún recuerdo de tu viaje.

Borough Market, Londres

Nuestra siguiente parada es la icónica London Tower.

La Torre de Londres es una de las fortalezas más famosas del mundo y ha hecho las funciones de palacio real, cárcel, armería y hasta de zoológico. Con una historia milenaria de traiciones y su exquisita colección de Joyas de la Corona, este edificio sigue siendo una de las atracciones turísticas más populares del Reino Unido.

Torre de Londres
London Tower, Londres

Para cruzar hacia el otro lado, lo haremos sobre el puente más importante de la ciudad, el Tower Bridge.

Tower Bridge, Londres

El Puente de la Torre es una de las estructuras y lugares más impresionantes de la capital y se yergue sobre el río Támesis desde 1894. Además de ser uno de los lugares más famosos del mundo, es una de las atracciones más visitadas de Londres y se sigue usando en la actualidad.

Merece la pena contemplarlo siempre, pero mucho más cuando sus plataformas se levantan.

Continuamos con The Shard, que a pesar de su reciente historia es el símbolo de Londres en este nuevo milenio.

The Shard, Londres

Con 310 metros de altura, se ubica donde antiguamente estaban las Southwark Towers, demolidas en 2006. Seis años después se inauguró este imponente edificio, silueta del característico skyline de Londres.

Con 73 pisos, el edificio The Shard fue una torre diseñada con una forma triangular irregular y fue revestido completamente de vidrio. En la última planta tiene una terraza mirador al aire libre abierta al público que ofrece unas espectaculares vistas de la capital británica.

Si ya pudimos recorrer estas atracciones en el primer día, nos podemos ir a descansar en paz y a recuperar fuerzas.

Día 2

Comienza el día con un ícono británico, el Palacio de Kensington.

Kensington Palace, Londres

Ahora es la residencia oficial del duque y la duquesa de Cambridge, también conocidos como Kate y William. Construido en 1605, tiene sus raíces en la arquitectura jacobina y se conoció en un primer momento como la casa de Nottingham. Ahora es uno de los palacios más exquisitos de Londres, con grandes extensiones de jardines cuidados y la mundialmente conocida The Pavilion.

Hyde Park, Londres

Nuestra siguiente parada es el parque público más importante de Londres, el Hyde Park, un oasis unas 140 hectáreas de espacios verdes, ideales para el esparcimiento de la población londinense.

Buckingham Palace, Londres

Además de que muy cerca de el se encuentra el Buckingham Palace.

Es la residencia oficial de la Monarquía de Reino Unido desde 1873. También es la sede de trabajo donde la Reina Isabel II lleva a cabo sus funciones oficiales y ceremoniales cumpliendo con su función de Jefa de Estado de Reino Unido y la Commonwealth.

Dentro del palacio existen 775 habitaciones y en él trabajan diariamente todas las personas relacionadas con las tareas y obligaciones que debe cumplir la familia real. También se celebran ceremonias reales y se recibe a los jefes de estado extranjeros de visita en el Reino Unido.

Nuestra siguiente parada es la capital del rock alternativo en el Reino Unido: Camden Town.

Camden Town, Londres

Está situado en Camden y se puede decir que es uno de los lugares que más vida tienen, sobre todo los fines de semana. Bandas como Blur, Travis y Madness han tocado en bares y pubs de la zona.

La siguiente parada clave de nuestro segundo día es Piccadilly Circus.

Piccadilly Circus, Londres

La oferta de ocio es muy extensa ya que cuenta con tiendas, cines, restaurantes, teatros, cafés, de todo y para todos los públicos, sin duda icónico en Londres.

Cerca de Piccadilly Circus se encuentra Oxford Street que con más de 200 millones de visitantes cada año, se convierte en la calle comercial más transitada de Europa y el destino comercial más popular de toda Londres. Y aunque muchas de sus tiendas están llenas de artículos lujosos, no necesariamente hay que gastar dinero para disfrutar de todo lo que Oxford Street tiene para ofrecer.

Oxford Street, Londres

Y finalizamos el segundo día con un paseo por el barrio bohemio por excelencia en Londres, el Soho.

Hoy en día, en Soho se desarrolla la vida más frenética de la ciudad. Es el lugar ideal para terminar nuestra segunda jornada.

Día 3

Comenzamos el día en el imponente Museo Británico, considerado uno de los 10 museos más importantes del mundo.

Gran Atrio de Isabel II, Museo Británico

En este recinto encontrarás cientos de reliquias de la historia de la humanidad. El Museo Británico posee una de las colecciones de antigüedades más grandes y famosas que existen. Además, el acceso es totalmente gratuito.

En su interior no pararás de sorprenderte. Las piezas que allí se exhiben son literalmente impresionantes. Destacan la «Piedra Rosetta», los «Mármoles del Partenón», la «Capa de oro de Mold», el «Juego de Ajedréz de la isla de Lewis», «Vasija de Portland», «Juego Real de Ur», «Bronces de Benín», entre otros.

Rosetta Stone, Museo Británico de Londres

Continuamos nuestro recorrido de arte en la National Gallery, la Galería Nacional de Londres expone obras pictóricas de procedencia europea, desde 1250 hasta 1900. La colección permanente está compuesta por más de 2.300 pinturas, entre las que destacan algunas obras de Rembrandt, Tiziano, Velázquez, Van Gogh y Miguel Angel.

A pocos minutos se encuentra Trafalgar Square, la plaza más importante del centro de Londres, que debe su nombre a la Batalla de Trafalgar en la que los británicos derrotaron a tropas españolas.

Batalla de Trafalgar, 21 de octubre de 1805

Uno de los puntos clave de la plaza es la famosa Columna de Nelson que se encuentra situada justo en el centro. Esta columna de casi 50 metros fue construida para homenajear a Horatio Nelson, un almirante de origen británico que falleció durante dicha batalla.

Columna de el Almirante Nelson

A mitad del día iremos a visitar uno de los mayores atractivos de Londres la Abadía de Westminster o Westminster Abbey.

Abadía de Westminster, Londres

La Abadía de Westminster, es la principal iglesia gótica anglicana del mundo. Llena de historia y tradición, lugar tradicional de coronaciones y entierros de monarcas ingleses.

El interior de la Abadía de Westminster destaca por su nave principal, la Sala Capitular, la Capilla Píxide y el museo. Además, el complejo de la iglesia está rodeado de jardines como el College Garden y el St. Catherine’s Garden.

Palacio de Westminster, Londres

Cruzando la calle se encuentra el imponente edificio neogótico, el Palacio de Westminster que alberga las dos cámaras del parlamento británico. Es el símbolo de la democracia del Reino Unido y su torre, el Big Ben, que acoge el reloj de cuatro caras más grande del mundo, es una de las atracciones turísticas más populares que existen. Lamentablemente, se encuentra temporalmente en reparación.

Como mencionamos al principio, conocer Londres en 3 días es prácticamente imposible. Sin embargo, hay mucho por ver y hacer. No olvides desviarte para conocer la mítica Abbey Road, viajar en los autobuses de dos pisos, tomar un té inglés o «hacer una llamada telefónica» en las cabinas londinenses que aún hoy siguen en pie.

Esperamos que esta guía haya sido de utilidad. Si necesitas ayuda para planear tu próximo viaje a la capital del Reino Unido, no dudes en consultar a nuestros asesores expertos en el tema.

God Save The Queen!