Recorriendo Brujas en un día 

Brujas es un destino perfecto para dedicarle todo un dia entero, puedes llegar en tren desde diferentes puntos. Si te encuentras en Bruselas, estas a solo 100 km. 

No te arrepentiras, desde las calles empedradas hasta los delicados canales, todo en Brujas es encantador. 

Brujas es la capital de la región de Flandes Occidental y la ciudad más visitada de Bélgica. En la Edad Media, fue la principal ciudad portuaria de Europa hasta el siglo XV. Era una de las ciudades más prósperas del continente gracias a su maravillosa red de canales que lo convertía en un importante centro comercial. Apodada «La Venecia del Norte», conserva una fisonomía marcada por sus canales y puentes. 

Canales de Brujas, Bélgica

Su centro histórico fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Brujas es una de las ciudades medievales mejor conservadas del mundo y mantiene intactas sus estructuras arquitectónicas.

Puedes recorrerla a pie, en bicicleta o navegando por los canales mientras admiras la belleza de los edificios medievales, puentes de piedra e innumerables plazas.

Cosas que debes visitar en Brujas, Bélgica

Plaza Mayor, Campanario y Mercado cubierto

El centro histórico de Brujas se articula alrededor de la Plaza Mayor (Grote Markt). En ella se encuentran las estatuas de Jan Breydel y Pieter De Koninck, héroes locales participantes de la famosa Batalla de las Espuelas de Oro de 1302. 

Campanario de Brujas, Bélgica

La Grote Markt es el corazón de la ciudad con sus maravillosos edificios de de estilo medieval como el campanario (Belfort) y el Mercado Cubierto (Hallen). 

El Mercado Cubierto es un edificio rectangular con un gran patio interior. En este lugar se realizaban transacciones comerciales centradas en los ricos «paños» y lanas de Flandes. Del exterior del mercado, en la fachada que da a la plaza, hay que destacar la balconada desde la que se daban los avisos importantes a la población congregada en la plaza tras acudir al sonido de las campanas de la gran torre Belfort

Mercado Cubierto, Brujas

El Campanario de Brujas declarado patrimonio de la Humanidad, es la torre más característica de Brujas, con una altura de 83 metros. Está ligeramente inclinado hacia la izquierda (1,19 m) desde hace más de cuatro siglos. Desde la parte más alta, a 83 metros de altura y tras subir 365 escalones, se obtienen las mejores vistas de la ciudad.

Plaza Burg y ayuntamiento

La Plaza Burg es una fortaleza amurallada histórica de Brujas. El conde Arnulf I (889-965) hizo de este lugar un centro poderoso que tiene una función civil. Tanto la iglesia dedicada a Nuestra Señora y a San Donaciano, como el capítulo de canónigos que estaban integrados en la fortaleza, desempeñaron la función religiosa dentro del recinto. La Plaza Burg está rodeada por diferentes edificios históricos como el Ayuntamiento y la Basílica de la Santa Sangre.

Plaza Burg Ayuntamiento, Brujas

El Ayuntamiento de Brujas (Stadhuis Van Brugge) fue construido en el estilo gótico-florido de 1376 hasta 1421 y es uno de los ayuntamientos más antiguos de Bélgica. Esta casa civil tiene dos salas muy conocidas: la Sala Gótica y la Sala Histórica. En la Sala Gótica hay numerosos murales históricos y una bóveda colgante de madera impresionante. En la Sala Histórica están expuestos documentos y pinturas relacionadas con la rica historia de Brujas. La grandeza del Ayuntamiento es una muestra de la expansión económica de Brujas durante el siglo XIV.

Monumentos Religiosos

Si miran hacia el cielo podrán admirar dos torres magníficas:

La primera pertenece a la Iglesia de Nuestra Señora, construida en el siglo XIII con un imponente estilo gótico. Mide 122,3 metros de alto lo que la convierte en el segundo edificio de ladrillo más alto del mundo. En su interior alberga los espléndidos mausoleos (siglo XV) de Carlos el Temerario y su hija María de Borgoña, la Virgen con el niño (1504) de Miguel Ángel, entre otras obras de arte más. 

Iglesia de Nuestra Señora, Brujas

La segunda torre es el campanario de la Catedral de San Salvador. Es la iglesia parroquial más antigua de Brujas, sede del obispo de Brujas y la iglesia más importante de la ciudad. La catedral de San Salvador alberga numerosas obras de arte de la destruida catedral de San Donato, como unos tapices de Bruselas y un retrato del conde asesinado Carlos el Bueno.

Catedral de San Salvador, Brujas
Basílica de la Santa Sangre, Brujas

En esta bella ciudad también podemos encontrar la Basílica de la Santa Sangre, es una basílica menor de culto católico. La iglesia alberga una venerada reliquia de la sangre de Cristo, supuestamente recogida por José de Arimatea y traída de Tierra Santa por Teodorico de Alsacia, conde de Flandes.

Parque Minnewater

Este parque acoge el lago del amor (Minne), con un puente de 1720 y un muelle donde se inician paseos fluviales.

Parque Minnewater, Brujas

Cuenta una vieja leyenda popular flamenca que, en tiempos de la ocupación romana, Minna era una hermosa dama enamorada de Stromberg, un joven de otra tribu. Su padre la había dado en matrimonio a otro hombre por lo que decidió escapar y esconderse en el bosque. Cuando Stromberg la encontró ya es demasiado tarde, pues ella murió de hambre entre sus brazos. Entonces, el joven decidió enterrarla en ese mismo punto e inundar su tumba rompiendo un dique, dando lugar al lago que lleva su nombre.

No te pierdas dar una vuelta por sus senderos y jardines. 

Rozenhoedkaai

Este muelle y su canal son uno de los rincones más bonitos del centro histórico y un buen lugar para pasear por esta maravillosa ciudad. 

Rozenhoedkaai, Bélgica

A fin de intentar evitar las invasiones nórdicas se edificó en este punto una pequeña fortaleza que dio lugar posteriormente a la ciudad de Brujas.

Aunque poco queda de esta primitiva edificación, vale la pena pasear por allí y revivir su historia.

Beaterio

Este recinto de Brujas fue fundado en el siglo XIII y es Patrimonio de la Humanidad. Es uno de esos rincones maravillosos que esconde la ciudad de Brujas. 

Beaterio, Brujas

Se conoce como Beaterio Ten Wijngaarde a las antiguas vivienda donde habitaron desde el siglo XII al XIV las beguinas, una congregación que no era exactamente una orden religiosa, sino mujeres dedicadas a la oración y a distintos trabajos como cuidar enfermos o atender a los más necesitados.

Recorrer todos estos lugares que hemos mencionado te llevará bastante tiempo, así que comienza tu día temprano, disfruta y piérdete por esta maravillosa y pequeña ciudad que te dejará asombrado.